Tutorial Corazones de Azúcar


Tutorial Corazones de Azúcar


Materiales y Herramientas


Materiales y Herramientas


Paso 1: Preparando los colores

Para conseguir los dos colores que necesitamos añadiremos a media pastilla de traslúcido una porción de rojo y otra de naranja respectivamente. Una proporción de 1/16 parte de color -como en la foto- puede estar bien, sin embargo lo mejor es quedarse corto de entrada y añadir más color si es necesario.


Paso 1: Preparando los colores


Una vez mezclados los dos colores dejaremos láminas del grosor máximo de la laminadora.


Paso 1: Preparando los colores


Paso 2: Unir los dos colores

En cada una de las láminas realizaremos un corte recto y las uniremos por esa zona, de modo que tendremos una sola lámina mitad color rojo, mitad color naranja.


Paso 3: Cortar los corazones

A lo largo de la linea que separa ambas láminas haremos cortes con nuestro cortador de corazón, de modo que cada uno sea mitad rojo, mitad naranja.


Paso 3: Cortar los corazones


Aprovecharemos para hacer todos los que podamos a lo largo de la línea de separación de los dos colores. Retiraremos y separaremos las dos láminas de color liberando los corazones


Paso 3: Cortar los corazones


Paso 4: Moldear los corazones

Tomaremos cada uno de los corazones y los reduciremos con los dedos de modo que queden más grandes pero más planos, intentando que los bordes queden redondeados para darles más naturalidad.


Paso 4: Moldear los corazones


Paso 5: Arcilla líquida

Pondremos en nuestra superficie de trabajo cierta cantidad de arcilla líquida e impregnaremos cada uno de los corazones por las dos caras.


Paso 5: Arcilla líquida


Paso 6: Sumergiendo en azúcar

Llenaremos un pequeño recipiente con azúcar falso e iremos introduciendo los corazones impregnados en arcilla líquida. Cuando tengamos unos pocos sacudiremos el recipiente para que el azúcar falso se pegue por las dos caras de los corazones.


Paso 6: Sumergiendo en azúcar


Con la ayuda de un punzón o unas pinzas de precisión retiraremos los corazones del recipiente y los pondremos encima de una hoja de papel. Una vez estén todos cubiertos de azúcar pondremos la hoja de papel en una bandeja y realizaremos un cocción en el horno. Seguid las instrucciones del fabricante de la arcilla para saber la temperatura adecuada (en el caso del Premo son 130º C). Si la temperatura es correcta con unos 10 minutos debería bastar.


Paso 6: Sumergiendo en azúcar


Una vez horneados y después que se hayan enfriado pondremos los corazones en la palma de la mano y los frotaremos suavemente con la otra mano para que se desprenda el exceso de azúcar. Y ya tendremos listos nuestros corazones de melocotón para, por ejemplo, ponerlos en un botecito de cristal y montarlo como colgante.